En Rusia está prohibida cualquier muestra pública de “propaganda gay”, por lo que seis activistas de España, Holanda, Brasil, México, Argentina y Colombia formaron la bandera en lugares emblemáticos de la ciudad, tan sólo llevando la camiseta de su equipo.

Cuando Gilbert Baker diseñó la bandera arcoíris en 1978, lo hizo para que se transformara en un icono de la comunidad LGTB y en un símbolo, reconocible en el mundo entero, que la gente pudiese exhibir con orgullo.

Desgraciadamente, 40 años después, todavía hay países donde la homosexualidad está perseguida y símbolos como la bandera arcoíris están prohibidos, incluso bajo penas de cárcel. Rusia es uno de ellos.

La Federación Estatal LGTB, una ONG española, durante la Copa del Mundo, al mismo tiempo que en el resto del mundo se celebra el Mes del Orgullo, decidió denunciar esta situación y llevar la bandera LGTB a las calles de Rusia. 

Con ayuda de camisetas de fútbol, activistas de España, Holanda, Brasil, México, Argentina y Colombia formaron juntos la bandera de orgullo gay y recorrieron lugares emblemáticos de Rusia.

Aquí las fotografías:

 

Fotos: Iniciativa "The Hidden Flag"

0
0
0
s2sdefault