El pequeño Gabriel Cruz desapareció el 27 de febrero en España y su cuerpo fue encontrado este domingo en la cajuela del auto de la novia de su papá. 

La autopsia realizada al cadáver del niño de ocho años cuyo cuerpo fue encontrado este domingo por la Guardia Civil, reveló que murió estrangulado el mismo día de su desaparición, el pasado 27 de febrero, informaron hoy fuentes de la investigación.

El cadáver de Gabriel Cruz fue hallado por los agentes en la cajuela del coche que conducía Ana Julia Quezada, una mujer de origen dominicano pareja del padre del niño que fue detenida a unos 60 kilómetros de donde desapareció el menor.

La autopsia realizada hoy es una de las pruebas clave para los investigadores, que, si bien no descartan ninguna hipótesis, creen que la principal sospechosa actuó sola.

También será fundamental la declaración que preste la detenida ante la Guardia Civil, así como la inspección que se está haciendo en la finca de Níjar, en la que se encuentra el pozo donde supuestamente Quezada ocultó el cuerpo de Gabriel hasta que ayer lo sacó y lo cargó en su maletero.

El pequeño desapareció el 27 de febrero tras salir de casa de su abuela para dirigirse a la de unos familiares, situada a escasos metros, en la localidad de Níjar, Almería, al sur de España.

El cuerpo de Gabriel fue encontrado después de casi dos semanas de angustiosa búsqueda en la que participaron más de 2.600 voluntarios y casi 1.500 profesionales.

 

0
0
0
s2sdefault