Tras los escándalos de seguridad de Facebook, muchas personas están comenzando a cuestionarse seriamente la forma en que llevan su vida digital.

Es cierto que la red social violó la confianza de muchos de sus usuarios y ha manejado el tema pésimamente, pero, muchas veces, este tipo de cosas se pudieran minimizar si nosotros también pusiéramos todo lo posible de nuestra parte.

Hoy, te damos una serie de consejos a modo de guía para mantener tus dispositivos lo más privados posible y que, así, ningún segundo ni tercero pueda aprovechar demasiado de tu información.

Tómenlo como una advertencia y únanse a la conversación que todos deberíamos tener en pro de una vida digital más sana.

Controlar los permisos que otorgas a las aplicaciones
Muchas aplicaciones están vigilándote constantemente y podría vender tu información a terceros. Expertos recomiendan que revoques permisos a distintas aplicaciones que no lo necesitan. Puede ser tu ubicación, el acceso a tus contactos, a la cámara de tu móvil o a tus mensajes de texto, hay apps que funcionan perfectamente bien sin nada de esto.

Si en algún momento necesitas hacer uso de alguna de estas funciones, te recomendamos que las habilites, lo hagas, y, luego, recuerdes volver a deshabilitarla.

Ten cuidado con lo que compartes, así sea en privado

Facebook admitió públicamente que monitoreaba información de sus usuarios en chats privados. Esto quiere decir que si alguna vez pasaste algún nude por esa vía, es probable que alguien en Facebook lo haya visto. O, peor, lo tenga en su poder.
Por otro lado, procura no compartir, por seguridad, información importante sobre ti o tu ubicación. Tus datos privados son para ti y, únicamente, para ti.

Cuidado con las aplicaciones creadas dentro de Facebook

Es fácil que caigamos en la trampa de hacer quizzes o tests que requieran que hagamos login con nuestra cuenta de Facebook. Este, precisamente, fue el error de muchas personas que dio pie a lo que pasó con Cambridge Analytica.
Por más inofensivo que se vea, un quiz que te diga qué personaje de Game of Thrones eres, o cuál es tu ideología política después de contestar una serie de preguntas, está tomando más información de la que crees, y puede servir mucho en términos de big data.

Cubre la cámara y el micrófono de tus dispositivos

Muchos creerán que es una teoría de conspiración y que nos irían bien unos sombreros de aluminio, pero si algo aprendimos de Black Mirror Mr. Robot es que, en cuanto a tecnología, podemos ser observados por muchas personas sin saberlo. Al parecer, Mark Zuckerberg lo supo, y cubre la cámara de su laptop.

Leer los términos y condiciones

Aceptémoslo. Todos nos saltamos esto porque confiamos en que nuestros datos no serán vendidos ni usados por alguien para mal, pero, sin saberlo, no estamos leyendo cosas importantes que podrían ser altamente perjudiciales. Nuestra recomendación es que, en medida de lo posible, cheques en qué te estás metiendo antes de dar clicks.

Esto también debes hacerlo cuando actualices la aplicación porque muchas de ellas suelen hacer cambios en sus términos y condiciones con el pasar del tiempo.

Borra (y bórrate) de las aplicaciones que ya no uses

Muchas de ellas pueden estar compartiendo tu información en tiempo real y seguro no lo habías notado. Procura tener en tus dispositivos solo lo que uses y ya.

Por otro lado, si dejaste o quieres dejar de usar alguna red social o aplicación, recomendamos que borres tu información de allí, pues si ya no quieres usarla, entonces no necesita tus datos en lo absoluto.

0
0
0
s2sdefault