El niño de 9 años cometió un error, por lo que el entrenador Iván Kurilko reaccionó de forma inapropiada. 

Mientras realizaban una demostración de kudo frente a padres de familia en la ciudad rusa de Naro-Fominsk, el entrenador le pateó la cabeza a uno de los niños.

El infante de 9 años cometió un error, ya que se dirigió a la esquina equivocada, por lo que el entrenador Iván Kurilko reaccionó de forma inapropiada, causando la indignación de los padres.

El incidente no pasó a mayores, ya que el menor traía puesto el casco; sin embargo, ha causado numerosas reacciones de disgusto entre los internautas. 

https://youtu.be/uKobZXCexB4  

0
0
0
s2sdefault