Su pelaje color dorado se debe a una alteración genética similar al albinismo.

Una zarigüeya australiana fue apodada Pikachu por su parecido con el personaje de la serie de dibujos animados Pokémon debido a su pelaje inusual de color amarillo.

El pelaje amarillo del animal, que normalmente oscila entre los tonos rojo cobrizo y gris oscuro, se debe a los bajos niveles de melanina a raíz de una mutación genética, explicó el experto el médico veterinario Stephen Reinisch.

De acuerdo con RT, el ejemplar tiene unos cinco meses de vida y probablemente se haya caído de la espalda de su madre.

Expertos consideran apropiado mantenerlo bajo su cuidado ya que el ejemplar sería una presa fácil para los depredadores a causa de la llamativa coloración de su pelaje.

 

0
0
0
s2sdefault